Remedios caseros para las náuseas del embarazo

El embarazo trae consigo varias reacciones que afectan directa o indirectamente al cuerpo de una mujer. Uno de los efectos directos son las náuseas inoportunas. Varias teorías se han desarrollado con el fin de aclarar sus causas, pero ciertamente ninguna parece convencer a la mayoría.

Sin embargo, de entre tantas, una de las que más ha convencido es aquella que asegura que estos efectos son causados por la alteración de las hormonas, en este caso la GCH (Gonodotropina Coriónica Humana), se ha comprobado que su niveles se elevan al inicio del embarazo, pero nadie sabe con exactitud si influyen de forma directa para provocar las náuseas durante el embarazo.

Esta reacción varias según el organismo de una mujer, en algunas es más fuerte y en otras en poco perceptible.  Para quienes preguntan si tiene cura, la respuesta es “no”. Pero tranquila, que a día de hoy existen remedios caseros para controlar las náuseas en el embarazo y que pueden ayudarte en momentos como estos.

1. Beber agua constantemente

Si generalmente se recomienda ingerir cuatro vasos de agua al día, cuando una mujer está embarazada, se debe duplicar la cantidad. Sus beneficios son varios, primero, aseguras evitar la deshidratación en tu cuerpo, el agua fría rehidrata tu garganta, si al beberla sientes que no puedes seguir, entones opta por comer trocitos de hielo.

2. Consumir jengibre

Si las náuseas son constantes, beber una taza de té de jengibre te ayudará. Uno de los ingredientes de esta planta es el gingerol. Las investigaciones hacen creer que esta sustancia química trabaja sobre el estómago y los intestinos. Además es excelente para aliviar los cólicos.

Para elaborar una taza de esta bebida, lo primero que debes hacer es lavarla, de preferencia con agua hirviendo. A continuación agregar una raíz pequeña de jengibre picada y vaciar a una taza de agua hirviendo, dejar hervir durante 10 minutos. Después trasladar a una taza normal y dejar que repose otros 15 minutos, y listo, podrás tomar una taza de té de jengibre que aliviará los malestares.

3. Jugo de limón

El jugo de limón y su componente cítrico es ideal para aliviar o incluso quitar las náuseas. Su preparación requiere que se mezcle 1 taza de agua, ½ cucharaditas de azúcar y 10 gotas de limón. Si lo deseas puedes agregar al menos ¼ de una cucharadita de bicarbonato de sodio  y  la preparación estará lista para beber.

¿Qué pasa si el problema es severo?

Si las náuseas son constantes y observas que te provocan más dolor del que quizá hayas experimentado antes, es probable que haya riesgo de padecer una condición denominada hiperémesis gravídica. Si crees que este es tu caso, no dudes en acudir al médico de inmediato. Pero tranquila, las posibilidades de padecer esta alteración son mínimas, máxime cuando ya ha habido embarazos previos.

Foto: hugrakka