Remedios caseros para la piel

La belleza y buena salud de la piel son factores que se deben cuidar constantemente. Nadie desea exhibir un rostro reseco o con aberturas a causa de un mal cuidado. Sin embargo,  con la edad llegan los retos, y estos afectan a nuestra piel, la gravedad hace su trabajo, la falta de hidratación lo suyo, en fin, se vuelve complejo.

Dicho esto, existen varias formas de poder contrarrestar esos efectos, si bien no son 100% efectivos, son de gran ayuda para disminuir los efectos degenerativos. Los remedios caseros para la piel son recomendables para lucir un rostro firme, rehidratado y con un tono radiante, a continuación presentamos algunos de estos.

remedios caseros para la piel

3 remedios caseros para nutrir y embellecer la piel

1. Leche y miel

Enjuagarse constantemente con leche y miel ayuda a la salud de la piel. La leche contiene ácido láctico que es un exfoliante natural que remueve la piel seca y deja al descubierto una nueva piel, en este caso más firme. Además, la leche posee gran cantidad de vitaminas y estas suavizan la piel. En tanto la miel, funciona como un antiséptico y antibacterial que limpia  y cierra los poros.

2. Aceite de coco

Otro remedio casero para la piel es el aceite de coco. Este líquido sirve como exfoliante de la capa externa o muerta de la piel, dejando así, una capa de piel más suave y por ende saludable. Untarse con aceite de coco provoca una piel más hidratada, recubre con una capa protectora y crea capas más profundas de piel. Si el rostro está dañado, el aceite de coco lo puede reparar dejándolo más fuete y firme.

3.  Agua de rosas

Si tu piel presenta serios problemas de envejecimiento o es sensible, el agua de rosas será ideal para limpiarla. Este líquido posee vitaminas B, E y K, este conjunto provoca que la piel muerta se retire con suavidad. Puedes aplicar este remedio casero dos veces por día, todos los días o al menos tres veces por semana.

Recuerda que el cuidado de la piel no solamente depende de cuidados externos, sino también de la salud interna. Cuando la piel se reseca demasiado, por ejemplo, significa que el cuerpo necesita hidratarse más seguido. Por esa razón es importante tener una salud plena con ejercicio y constante consumo de agua.

Imagen: Leah Makin Photography