Cómo borrar las cicatrices con tratamientos caseros

Las cicatrices son conocidas como marcas que quedan después de una herida, rozadura, quemaduras, el acné y algunas otras enfermedades de la piel. Algunas suele ser tan graves y tan profundas que es necesario someterse a una cirugía plástica para eliminarlas, sin embargo, hoy día es posible disipar gradualmente las cicatrices utilizando productos del hogar o que se encuentran en la cocina.

Estás se han definido como una transformación permanente de la apariencia de la piel después de un daño y reparación colagenosa de esta. Además, sus causas se dividen en tres:

  • Cortes: pueden originarse por accidentes, golpes, cirugía, afeitado y caídas.
  • Enfermedades: pueden ser provocadas por la varicela.
  • Quemaduras: pueden dejar en la piel cicatrices bastantes serias y heridas hipertróficas.

4 Tratamientos caseros para desvanecer cicatrices

1. Miel:
La miel es utilizada para distintos tipos de problemas de la piel, incluyendo las cicatrices. Este beneficio cuenta de propiedades antisépticas y antibacterianas que pueden ayudar a disminuir este problema en gran medida. Se recomienda aplicar la miel sobre la zona afectada, después de haberla lavado correctamente. Se puede también hacer un exfoliante de miel y azúcar cristalizado para frotar las cicatrices gradualmente durante algunos minutos, finalmente, hay que enjuagar el exceso de miel con abundante agua fría. Este tratamiento se debe repetir diariamente hasta que las cicatrices desaparezcan por completo.

2. Aceite esencial de lavanda:
Otro de los tratamientos caseros para este problema es el aceite esencial de lavanda, se recomienda aplicar 2 a 3 gotas de aceite de lavanda diluido con 6 gotas de manzanilla, después de un golpe para evitar la formación descomunal de cicatrices. Se puede combinar partes iguales de este beneficio con gel limpio de aloe vera. Este producto se aplica sobre la zona afectada cubriéndolo en seguida con una venda estéril. Además, existe otra opción para utilizar este remedio y eliminar cicatrices, es añadir 2 o 3 gotas de aceite de lavanda a la crema de noche para masajear suavemente el tejido lesionada, las mujeres embarazadas o lactando no deben utilizar este tratamiento.

3. Limón:
El jugo de limón es un remedio natural para desvanecer las cicatrices. Sus propiedades ácidas como un antiséptico pueden aclarar viejas cicatrices, es por ello que se recomienda tomar jugo de limón fresco. Además, se debe aplicar sobre el área afectada dos veces al día dejándolo actuar durante unos minutos. La vitamina C que presente en este beneficio ayuda al organismo a crear nuevas células y aclarar el tono de la piel. Se debe procurar beber agua de zumo de limón varias veces al día para desechar las toxinas del sistema.

4. Bicarbonato de soda:
El bicarbonato de soda es muy utilizado por su forma de microdermoabrasión y para eliminar las cicatrices. Se recomienda diluir cinco partes de bicarbonato en un poco de agua hasta lograr una pasta uniforme, luego se debe masajear en la parte afectada y dejar que actúes por uno o dos minutos. Después se debe enjuagar completamente con abundante agua tibia, este tratamiento se debe repetir dos o tres veces por semana.