5 remedios caseros para eliminar los callos de los pies

Los callos son acumulaciones de piel que se desarrollan principalmente en los pies, pero se pueden dar en cualquier parte del cuerpo. Estos se dan como una respuesta de “protección” del cuerpo a una zona específica en donde el cuerpo cree que es necesario que haya una protección extra de piel para evitar que este siga siendo lastimado.

Los callos del pie suelen ser especialmente molestos, sin mencionar que estos también pueden hacer sentir a una persona prevenida de mostrar sus pies a otros. Dentro de sus principales causas tenemos el usar zapatos muy apretados para caminar, correr en incluso permanecer de pie, una falta de circulación sanguínea y usar zapatos sin medias o no lo suficientemente gruesas entre otras.

Generalmente, solo basta identificar y eliminar la causa de la presión sobre esa parte en específico del pie para que los callos desaparezcan, pero cuando no es así, podemos usar algunos de los siguientes remedios caseros para tratar los callos.

Tratamientos caseros para eliminar los callos de los pies

1. Piedra pómez
Antes de ir a acostarse, meta sus pies 10 minutos en agua caliente y luego frote la piedra pómez sobre el callo de manera gentil entre 3 y 5 minutos. Luego, seque su pie y eche aceite de ricino en algodón y colóquelo sobre el callo. Asegúrelo con esparadrapo o cinta y duerma con él.

2. Vinagre blanco
Mezcle una de vinagre blanco con tres partes de agua y eche un poco de la mezcla en un algodón y asegúrelo sobre el callo con cinta o esparadrapo. Al siguiente día, retire el algodón y frote el callo con una piedra pómez. Luego puede utilizar aceite de oliva o de coco que ayudará a mantener el área hidratada.

3. Bicarbonato de sodio
Agregue tres cucharadas de bicarbonato de sodio en una taza grande con agua caliente en donde pueda sumergir sus pies. Deje sus pies en la taza durante 15 minutos y luego frote el callo con piedra pómez hasta que la piel muerta se vaya retirando.

Una variación es mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de jugo de limón y agua. Solo eche el suficiente limón y agua para que quede como una pasta y aplique sobre el callo, cubra con una banda, asegúrelo con cinta o esparadrapo y duerma con esto. Al siguiente día, retírese la pasta del callo con agua tibia y luego frote el mismo con una piedra pómez.

4. Limón
Aplique jugo de limón fresco tres veces al día sobre el callo y deje secar. Siga aplicando este tratamiento hasta que el callo desparezca.

5. Ajo
Frote medio diente de ajo en el callo, cubra con una venda y déjeselo toda la noche. Al otro día retire la venda, lave con agua tibia y siga haciendo esto hasta que el callo desaparezca. Otra manera de usarlo es moliendo un diente de ajo hasta que quede como pasta y agregue un poco de sal. Unte esta pasta sobre el callo, cúbralo con una venda y déjelo actuar durante tres días.
Fuente: Top 10 home remedies http://www.top10homeremedies.com/home-remedies/home-remedies-corns-feet.html

Foto: aussiegall